Cuidarnos en casa, una cuestión de Pura Vida.

Por. MSc. William Bello Sánchez

Entrevista a: María Cleofas Buajasan Gómez, fundadora del Gimnasio Pura Vida.

En las últimas semanas todos hemos sido precisados a extender la siempre estrecha distancia entre los cubanos y evitar espacios donde nos acostumbrábamos a reunir con varias personas, colegas, clientes, familia, amigos, etc. La medicina más efectiva para evitar el avance del nuevo Coronavirus es sin lugar a duda el distanciamiento social. Favorecer este propósito es hoy, entonces, nuestra principal responsabilidad y una de las razones para que muchos negocios decidieran cerrar sus puertas, a la vez que se esfuerzan en sostener una relación con sus clientes a través, de las redes sociales y las nuevas tecnologías. Acortar las distancias pero de otra manera.

El gimnasio Pura Vida es uno de los emprendimientos, que ha puesto su funcionamiento a tono con las medidas que el país demanda para sacar de la nación la COVID-19. Una experiencia para dialogar con María Cleofas Gómez, fundadora del Gimnasio Pura Vida.

¿Cómo una Ingeniera Civil, con un fuerte vínculo con la restauración patrimonial, pasa a fundar el Gimnasio Pura Vida?

Siempre disfruté ir al gimnasio un par de horas al día, y a pesar de mis responsabilidades como profesional, madre y esposa nunca deje de hacerlo por los beneficios que reportaba para mi salud física y mental. Cuando deje de trabajar en la Oficina del Historiador en el año 2012, sentí la necesidad de realizar un proyecto que fuera beneficioso para las personas, y que contribuyera de alguna forma a su bienestar.

Agradezco a mis profesores de Pilates Juan Miguel Sánchez y Elena González, por alentarme a materializar el gimnasio «Pura Vida», ellos fueron parte muy importante en la concepción del mismo y nos hicieron ver este proyecto desde una perspectiva diferente. 

Excelentes profesores de Pilates, ambos contribuyeron de forma excepcional a la formación y entendimiento por parte de nuestros instructores del concepto que nos distingue: “el trabajo del cuerpo y la mente desde una perspectiva integradora, el lograr un equilibrio físico y mental mediante la actividad física sana, respetando los límites y características de cada individuo”.

Hemos logrado crear un equipo de trabajo que ha comprendido y asimilado este concepto, y lo más importante, transmitirlo a nuestros clientes creando un estilo de trabajo diferente, donde cuidamos a nuestra gente. Lo demás, es historia.

¿Qué tal ha sido dirigir un gimnasio?  

Ser propietario de un negocio cual sea, si se toma con seriedad y profesionalidad, es bien difícil, sobre todo los 3 primeros años, pues requiere de mucha dedicación, sacrificios y esfuerzos. Período, que se une al mismo tiempo, a un proceso de aprendizaje. Esta experiencia se válida para cualquier emprendedor independiente del país donde resida, pero en el caso de Cuba, se hace más «cuesta arriba».

Hemos tenido que aprender de los errores y muchas veces improvisar en el camino, echar mano a la creatividad, y apoyarnos en la experiencia de otros emprendedores. Muchos de nosotros hemos padecido momentos de incertidumbre: leyes que se han ido redactando y ajustando en la marcha con muchas lagunas aun, las dificultades para obtener insumos y equipamiento, y por otra parte los recursos humanos: lograr educar y formar un equipo de trabajo que se sienta parte del proyecto.

Pero debo confesar, que ha sido muy placentero saber que a pesar de todo vamos materializado nuestros proyectos, ganando en experiencia y confianza, eso realmente es muy gratificante.

En una publicación de la Revista Garbos en la que se hace referencia al Gimnasio Pura Vida aparece escrito: “tu cuerpo, como templo que es, merece conocer los servicios del que consideramos el Mejor Centro de Fitness (forma física) de La Habana”

¿Por qué crees que hayan hecho esta afirmación?

El proyecto «Pura Vida» está concebido y ejecutado al detalle, para garantizar el bienestar de nuestros clientes desde el instante en que accedan a nuestra sede. Es un proyecto donde se ha estudiado con detenimiento todos los aspectos: la distribución de espacios y su decoración, los implementos y equipos necesarios para los entrenamientos, y lo más importante, hemos realizado una selección del equipo de instructores y personal administrativo, que con su desempeño, hacen realidad nuestras metas.

En Pura Vida nos enfocamos en las necesidades y objetivos del cliente, trazamos estrategias basadas en las características de cada persona y trabajamos en lograr resultados de una manera diferente a la tradicional, pues no es sólo cuestión de mejorar el físico, las personas buscan igualmente sentirse bien y saludables. La empatía nos distingue, el sentir de nuestros clientes es el reflejo de nuestro centro. No vendemos un producto o servicio, vendemos emociones. Como dijo Gandhi: «la fuerza no vienen de la capacidad corporal, sino de la voluntad del alma».

En Pura Vida ofrecemos servicios diversos: abarcamos diferentes técnicas de entrenamiento adoptando un enfoque de ejercitación integral, donde el cliente puede escoger entre diferentes clases (Yoga, Pilates, TRX, Full Body, Fit Dance, Yoga facial, GAP, Abdomen etc) y combinarlas con ejercicios en las áreas de musculación y cardio.

Pensando en nuestros clientes hemos creado además planes de entrenamiento personalizados, que se programan y miden mediante una aplicación en el móvil y para los clientes que comienzan en nuestro gym, disponemos del plan de acondicionamiento físico, que le permite al cliente aprender a trabajar en el gimnasio atendiendo a sus objetivos y limitaciones de una forma correcta, sin violentar etapas y lo más importante sin lesionarse. Todos los entrenamientos son supervisados por los entrenadores, quienes mensualmente miden y valoran los avances de los clientes.

Pero lo más importante, es que en Pura Vida nos enfocamos en promover una cultura de bienestar, e interactuamos con entidades estatales como el INDER, la Universidad del Deporte Manuel Fajardo, el Gobierno y otras instituciones, enfocados en extender esta cultura a diferentes públicos, principalmente niños, jóvenes y adultos mayores para los que se organizan con frecuencia actividades deportivas y cursos de formación. Además, a través de nuestras redes sociales, llegamos a muchas personas que nos siguen y van aprendiendo sobre esta filosofía de vida.

Una de los primeros negocios que decidió cerrar sus puertas, como medida para evitar la extensión del nuevo Coronavirus fue Pura Vida, incluso antes que las autoridades anunciaran medidas de distanciamiento social.

¿Fue difícil tomar esa decisión? ¿Cuáles fueron las principales preocupación que tuvieron al momento de valorar cerrar?

Veníamos observando con detenimiento lo que estaba sucediendo en otros países y comunicándonos constantemente con familiares y amigos que estaban pasando por esta triste experiencia.

Nuestra mayor preocupación era estar propiciando, al mantenernos funcionando, el contagio de nuestros clientes, trabajadores y sus familiares. Sabíamos que era importante el aislamiento y distanciamiento social y que además, lugares como los gimnasios por sus características, eran de los sitios públicos con mayores probabilidades de contagio.

Así, que en cuestión de horas nos reunimos con el personal y acordamos comenzar a informar a nuestros clientes del cierre, organizamos las guardias, limpiezas, desinfección de áreas y aparatos. Todo el equipo se puso en función, conscientes de que era lo más oportuno.

Para todo el equipo de Pura Vida, fue la mejor decisión, pero acompañada de una preocupación que aún persiste, cuanto tiempo durara el cierre producto de la COVID-19.  La incertidumbre de cuándo volverá todo a la normalidad, que pasará con la economía familiar de nuestros trabajadores, es muy fuerte, aunque hemos echado mano a fondos que tenemos en la empresa para ayudarles y apoyarles, pero lamentablemente no será suficiente.

Pero por sobre todo, teníamos claro que había que cerrar cuanto antes, y evitar propiciar el contagio a clientes y trabajadores.

¿Cuál fue la reacción de los clientes y del equipo de trabajo ante el cierre del gimnasio?

Debo confesarte que estoy muy orgullosa de mis clientes y equipo de trabajo.

Nuestros clientes comprendieron perfectamente la gravedad de la situación y apoyaron nuestra decisión. Ciertamente algunos con tristeza por tener que ausentarse del gimnasio por un tiempo indefinido, pero conscientes de la necesidad e importancia de hacerlo.

El equipo de trabajo se ha mantenido más unido y comunicativo que nunca, a través de las redes. Todos se mantienen colaborando y apoyado las iniciativas que vamos tomando con el propósito de que clientes y familiares puedan lidiar de una forma más llevadera este confinamiento.

Este aislamiento nos ha fortalecido y unido más: clientes e instructores.

¿Cómo manejaron el cierre con los clientes?

Luego de reunirnos con todo el equipo y trazar una estrategia para el cierre, instructores y administrativos comenzamos a informar a los clientes sobre la decisión y necesidad del cierre del gimnasio, y como te comenté, el sentido común prevaleció, pues nuestros clientes entendieron y apoyaron la medida.

El acuerdo con los clientes, teniendo en cuenta de que muchos pagan sus planes mensuales por anticipado, fue el de congelar los pagos y comenzar a contar el tiempo a partir de que podamos reabrir.

Realmente esta situación es crítica para las economías de los negocios, esta todo detenido y generándose gastos, (facturas de: gas, agua, electricidad, salarios custodios etc.) Sin embargo, de todo hay que sacar una lección, esta crisis pasara y vamos a salir adelante siendo mejores personas.

¿Qué han hecho durante estas tres semanas de cierre Pura Vida? ¿Qué proyectan hacer?

El equipo de trabajo de Pura Vida ya tenía claro desde el primer momento, lo que íbamos a hacer una vez cerrado el gimnasio, para que clientes y familiares pudieran  lidiar de la mejor forma posible con esta situación y por otra parte, no perder lo logrado después de tantas horas de entrenamiento en el gym.

Nuestros instructores cada día sin excepción, han diseñado rutinas de trabajo con ejercicios factibles de hacer en casa, que se comparten en los grupos de WhatsApp de Pura Vida y en nuestra página en facebook, al alcance de todos.

Al mismo tiempo hemos creado y compartido rutinas fáciles y divertidas para realizar por los abuelos y pequeños de casa, algo que hacemos con mucho amor, sabiendo que de esta forma brindamos bienestar, distracción y salud a todos en el hogar.

En la actualidad existe un contacto estrecho y fuerte entre nuestros clientes y equipo de trabajo a través de las redes, y estamos preparándonos para el momento en que podamos encontrarnos y materializar todos los proyectos que se quedaron detenidos momentáneamente. Cuando finalmente todo pase, sin duda alguna retomaremos nuestros sueños y proyectos con más ganas y amor, porque de experiencias como estas se aprende y resurgimos más fortalecidos.

Todos los mensajes nos invitan a permanecer en casa. ¿Cuál sería el de Pura Vida?

¡Juntos podemos lograrlo! Actúa con sensatez, determinación y responsabilidad.  #AisladosPeroJuntos #GimnasioPuraVida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *